Saltar al contenido

¿Qué es el Método Hakomi? Descubre esta Terapia

Aunque puede parecer poco ortodoxa si se compara con la terapia conversacional tradicional, (implica el tacto y las afirmaciones positivas por parte de la consulta) la terapia Hakomi es un enfoque de psicoterapia alternativo y «experiencial» que intenta ayudar al crecimiento psicológico.

Desarrollada por Ron Kurtz a finales de la década de 1970, la terapia Hakomi combina una serie de principios y estilos diferentes, fusionando filosofías orientales como el budismo y el taoísmo con otras terapias centradas en el cuerpo.

Utiliza un enfoque de base somática diseñado para ayudar al desarrollo psicológico. El núcleo del Hakomi es la creencia de que el cuerpo alberga creencias y patrones de pensamiento interiorizados que se han vuelto inconscientes.

Los terapeutas Hakomi formados pueden utilizar el tacto consensuado para ayudar a reconfortar a los pacientes y animarles a permanecer con los sentimientos desagradables para descubrir y comprender estas creencias limitantes inconscientes.

La terapia Hakomi es única en el sentido de que busca la amistad, en lugar de tratar de eliminar, los elementos incómodos de la experiencia humana, como la vulnerabilidad y el dolor.

La terapia Hakomi mezcla elementos de la psicoterapia con la filosofía oriental.

La terapia Hakomi está dirigida por una serie de principios básicos diseñados para ayudar tanto al terapeuta como al cliente:

  • Atención plena: La atención plena se refiere a un estado de presencia y enfoque interno. La intención de generar este estado es ayudar al cliente a identificar las sensaciones que está experimentando. Este estado de atención plena puede ayudar a traer cosas inconscientes a la conciencia.
  • Organicidad: Según la terapia Hakomi, como seres orgánicos, los humanos son inherentemente capaces de autocorregirse y sanar. Los terapeutas Hakomi están simplemente para ayudar a este proceso de curación natural que ya existe en todos los seres humanos.
  • No violencia: El principio de no violencia tiene dos vertientes. Se refiere a que el terapeuta permite que el proceso de la sesión se desarrolle naturalmente sin interferencias. También se refiere al enfoque Hakomi de no percibir las defensas u otras barreras como algo que debe eliminarse por la fuerza, sino que deben verse como defensas diseñadas para proteger al individuo.
  • Integración mente-cuerpo: La integración mente-cuerpo se refiere a la idea de que el cuerpo, la mente y el alma se combinan y trabajan en conjunto para influir en la percepción que un individuo tiene de sí mismo, de los demás y del mundo que habita. Una de estas partes no es más influyente que la otra, por lo que es importante examinar las tres para comprender a una persona y sus creencias.
  • Unidad: La unidad es la visión de que el paciente está compuesto por partes interdependientes. Todas estas partes existen para formar la persona completa.

¿Qué es la respiración holotrópica? Descubre sus beneficios

Es importante entender que los terapeutas son individuos y pueden alterar algunas de las técnicas que utilizan con el tiempo para satisfacer lo que perciben como las necesidades de sus clientes.

Dicho esto, los terapeutas entrenados en Hakomi generalmente siguen una secuencia en sus sesiones basada en cuatro componentes diferentes:

  • Contacto: Se trata de un proceso en el que el terapeuta trata de crear y establecer un entorno cómodo y seguro para el cliente. Un entorno seguro es aquel en el que el paciente está más dispuesto a participar.
  • Acceso: El acceso es la fase de la sesión en la que se utiliza la atención plena para descubrir las creencias inconscientes. El terapeuta puede ayudar a crear un estado de atención plena pidiendo al paciente que se dé cuenta de lo que siente.
  • Procesamiento: En esta fase, el terapeuta examina las experiencias y respuestas del paciente y le ayuda a crear nuevas experiencias. Es aquí donde se utiliza la experiencia somática para profundizar en las imágenes y las sensaciones. En este momento, los terapeutas pueden utilizar «experimentos» para crear un elemento de autoconciencia en el paciente. Por ejemplo, un terapeuta puede preguntar: «¿Qué ocurre en tu interior cuando escuchas «estás a salvo aquí»?». Esto ayuda a provocar una respuesta interna del cliente, dándole la oportunidad de explorar lo que está sintiendo y experimentando.
  • Integración: El terapeuta trabaja con el cliente para desentrañar y dar sentido a los descubrimientos de la sesión y ayudarle a establecer nuevas conexiones. La integración es una oportunidad para ofrecer consejos prácticos sobre cómo esta nueva información puede ser beneficiosa en el mundo real.

Hay algunas pruebas de que las psicoterapias centradas en el cuerpo, como la Hakomi, son útiles en ciertas condiciones de salud mental. Más allá de esto, puede ser útil para ayudar en otras situaciones, incluyendo:

  • Trabajo de pareja
  • Crianza de los hijos
  • Dinámica familiar
  • Estudios espirituales
  • Multiculturalidad
  • Asesoramiento empresarial
  • Cuestiones de género

Aunque no hay muchas investigaciones sobre los efectos a largo plazo de la terapia Hakomi, hay algunos beneficios potenciales a corto plazo:

  • Aumento de la conciencia corporal: Esto puede ser útil para los sobrevivientes de traumas que quizás mantengan tensión en ciertas áreas de su cuerpo.
  • Mejora de la conciencia terapéutica: Esto significa que puede ayudar a los pacientes a ser más conscientes y estar en el momento durante sus sesiones de terapia. esto puede hacer que la terapia de conversación sea mucho más eficaz, y puede ayudar a los pacientes a sentirse más presentes.
  • Mayor comodidad con los demás: Dado que esta terapia utiliza el tacto, muchos profesionales han descubierto que el enfoque práctico mejora el nivel de comodidad de los pacientes con los demás. Esto es especialmente importante para algunos que han sufrido traumas o abusos y pueden tener problemas para conectar.

En la actualidad, no hay muchas investigaciones sobre la eficacia de la terapia Hakomi. Sin embargo, hay algunas pruebas de que terapias como la Hakomi han sido útiles en la depresión, la ansiedad y el TDAH.

Como con todas las terapias, las reacciones y los niveles de comodidad son muy individuales. Algunos de los problemas potenciales señalados con el Hakomi pueden incluir que los clientes pueden tener una tendencia a experimentar incomodidad con el contacto físico, ya que puede potencialmente desencadenar un aumento de la angustia y los «recuerdos corporales» en individuos susceptibles.

Además, este enfoque puede ser difícil para las personas con ciertas organizaciones psicológicas, como las que se encuentran en algunos trastornos de la personalidad.

Las personas interesadas en seguir la terapia Hakomi pueden encontrar un directorio de profesionales en el Instituto Hakomi. Es importante tener en cuenta las limitaciones y los límites personales antes de reunirse con un terapeuta Hakomi, incluyendo sus sentimientos sobre el contacto con un profesional.

Los clientes potenciales con necesidades específicas deben hablar, y esencialmente entrevistar, a un posible especialista Hakomi y preguntar sobre la formación y experiencia del terapeuta con ese tema en particular. Por ejemplo, una persona con una adicción debería preguntar de antemano al especialista si está cualificado para trabajar con alguien con una adicción.

También es importante entender que los especialistas formados en la terapia Hakomi no están necesariamente formados en otros tipos de psicoterapia por extensión; pueden estarlo, pero no está garantizado. Sin embargo, puede integrarse en el trabajo de muchos estilos diferentes de terapia.

La formación de un especialista certificado en Hakomi no significa que pueda trabajar con condiciones específicas como la depresión, el trastorno obsesivo compulsivo, las fobias o cualquier otro diagnóstico psiquiátrico. Por esta razón, es importante que los clientes potenciales discutan las condiciones y preocupaciones preexistentes con un terapeuta Hakomi para conocer sus fortalezas y potenciales limitaciones antes de considerar una relación de trabajo.

Ismael Abogado

Ismael Abogado

Psicólogo y aprendiz constante de la mente y el alma.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *