Saltar al contenido

La Asertividad en el Trabajo. Como Comunicarse Mejor

Tener interacciones significativas, productivas y positivas en el trabajo puede ayudarle a disfrutar de una formación de equipo, un liderazgo y una colaboración más eficaces. La asertividad es un comportamiento seguro y respetuoso que te permite comunicarte eficazmente con los demás.

Practicar la comunicación asertiva puede mejorar sus interacciones en cualquier lugar de trabajo. Este artículo ofrece consejos e información para ayudarle a actuar con asertividad en situaciones profesionales.

Las habilidades de asertividad laboral.

Las habilidades de asertividad son estrategias de comunicación que transmiten información e ideas de forma abierta y directa, manteniendo el respeto por sus interlocutores. La asertividad te permite profesar y defender tus afirmaciones, ideas y decisiones de forma tranquila pero contundente.

La comunicación asertiva es ideal para muchas comunicaciones en el lugar de trabajo, ya que es más fuerte y eficaz que la comunicación pasiva y más educada y considerada que la agresiva.

Cuando eres asertivo, eres capaz de comunicarte con éxito con los demás y de transmitir tu mensaje correctamente. Estas habilidades son aspectos clave de la asertividad.

  • Respeto: Un enfoque asertivo es respetuoso. Esta comunicación te permite compartir tus pensamientos y sentimientos a la vez que ofreces consideración a los demás. Ofrece respeto escuchando pacientemente las opiniones de los demás, considerando cuidadosamente sus puntos de vista y reconociendo la validez de sus pensamientos, incluso cuando son diferentes a los tuyos.
  • Apertura: La comunicación asertiva es abierta, lo que significa que respondes fácilmente a las preguntas, ofreces toda la información pertinente y proporcionas los detalles que te piden. En la comunicación abierta, compartirás tus investigaciones con los demás miembros de tu equipo u ofrecerás tus opiniones rápidamente cuando te las pidan.
  • Honestidad: La honestidad es crucial para una comunicación directa y precisa. Los que dominan la asertividad profesional mantienen un alto sentido de la integridad en todos sus tratos. En el lugar de trabajo, esto significa ofrecer sus pensamientos cuando es apropiado y productivo.
  • Responsabilidad: Un enfoque asertivo es aquel que defiende sus propios derechos y los de los demás. Para ello, asuma la responsabilidad personal de sus acciones y rinda cuentas de lo que ha dicho o hecho. Esto significa que dirás a los demás cuando un error en el lugar de trabajo sea consecuencia de un error de cálculo tuyo y te harás cargo de los esfuerzos para remediarlo.
  • Autocontrol: El autocontrol te permite mantener la asertividad de forma tranquila y respetuosa. Utilizar el autocontrol te ayudará a mantenerte asertivo en lugar de agresivo para poder comunicarte sin ofender a los demás. Por ejemplo, cuando te enfrentas a un cliente descontento, el autocontrol te ayuda a responder con paciencia y educación para poder resolver el problema de la mejor manera posible.
  • Delegación: La delegación es la capacidad de asignar tareas a otras personas cuando es apropiado. La capacidad de delegar separa la comunicación asertiva de la pasiva. Al delegar, puedes dividir la responsabilidad adecuadamente. Cuando se te encarga un proyecto de gran envergadura, puedes delegar varias de las tareas en otras personas, seleccionando a los miembros del equipo cuyas habilidades y experiencia sean las más adecuadas para cada paso, de modo que el producto final sea lo más sólido posible.

Centrarte en tus habilidades de asertividad puede ayudarte a encontrar el compromiso ideal entre los extremos de agresividad o pasividad. Prueba estos consejos para comunicarte de forma asertiva.

  • Evalúa tu estilo de comunicación personal. Observa los signos de que estás actuando de forma agresiva o pasiva. Reconocer las oportunidades de mejora te ayuda a ver dónde puedes empezar a practicar la asertividad.
  • Practica tu forma de actuar. Escribe las comunicaciones importantes con antelación y practica con un amigo o compañero de trabajo para asegurarte de que tu mensaje es directo pero respetuoso. Pida opiniones que le ayuden a mejorar sus comunicaciones para futuras interacciones. Practicar las interacciones habituales con antelación le prepara para responder con eficacia cuando se enfrente a ellas en el trabajo.
  • Comparte tus ideas. Habla cuando tengas algo que decir. Aporta abiertamente tus opiniones e ideas para contribuir fácilmente a las discusiones en el lugar de trabajo.
  • Utiliza un lenguaje corporal seguro. Ponte de pie y mantén los brazos a los lados o en el regazo en lugar de cruzarlos sobre el pecho. Mantén el contacto visual con tu interlocutor, o mira a un punto del entrecejo si te resulta más cómodo.
  • Mantén el control de tus emociones. Practica la respiración uniforme y mantén la voz firme. Mantén la calma en los enfrentamientos y pon en práctica técnicas de gestión del estrés, como entrenamientos regulares, meditación o escribir en un diario, que te ayuden a mantener un comportamiento tranquilo.
  • Practica la inteligencia emocional. Hay algunos escenarios en los que la comunicación asertiva puede no ser apropiada. Por ejemplo, si estás tratando con un colega sensible que necesita que le escuches en ese momento para calmar una situación, puede ser mejor dejar que tus habilidades de comunicación asertiva pasen a un segundo plano en esa conversación.

La asertividad es muy valorada en el entorno profesional. Las personas asertivas son buenos comunicadores y líderes naturales. Desarrollar técnicas de asertividad mejorará tu rendimiento en el trabajo y te ayudará a comunicarte con mayor eficacia en cualquier situación. Prueba estos consejos para actuar de forma más asertiva en tu trabajo.

  • Establece límites profesionales. Mantén un equilibrio saludable entre la vida laboral y la personal sabiendo cuál es la carga de trabajo manejable para ti y rechazando con educación pero con firmeza los proyectos que traspasen esos límites.
  • Escucha amablemente. La comunicación asertiva puede consistir tanto en escuchar como en hablar. Practica la atención a los demás para poder ofrecer una respuesta que defienda sus derechos y los tuyos propios.
  • Haz peticiones claras y detalladas. Tus declaraciones y preguntas deben ser claras y directas. Asegúrate de que los demás entienden tus expectativas antes de concluir la conversación. Por ejemplo, puedes decirle a tu compañero de equipo «Necesito un informe de marketing de cuatro páginas para el cierre de la jornada de hoy» en lugar de «Intenta conseguirme ese informe cuando puedas».
  • Busca oportunidades de colaboración. Busca formas eficientes de delegar tareas en otros y oportunidades en las que puedas hacerte cargo de los aspectos de un proyecto para los que eres más adecuado. Trabajar en colaboración con otros es una parte esencial de la comunicación asertiva.

Las habilidades de asertividad son importantes en el lugar de trabajo, ya que capacitan a los empleados para comunicarse con claridad y mantener relaciones profesionales positivas con quienes les rodean. Aquí tienes dos formas de destacar tu capacidad de comunicación asertiva mientras buscas empleo.

  • Habilidades de asertividad para el currículum
  • Ejemplos de habilidades de asertividad
  • Ejemplo de responsabilidades laborales
  • Habilidades de asertividad para la entrevista de trabajo
  • Ejemplo de pregunta para la entrevista

Destaca tu asertividad en tu currículum incluyendo las habilidades de apoyo pertinentes en la sección de habilidades. Entre ellas se encuentran la automotivación, una gran capacidad de comunicación y la capacidad de delegar.

Cuando describas tus responsabilidades laborales, haz hincapié en las formas en que has actuado de forma asertiva. Menciona las ocasiones en las que has desempeñado un papel de liderazgo, has asignado tareas a otros o has resuelto disputas. Los responsables de la contratación pueden reconocer a los candidatos asertivos por su capacidad para escribir directamente y con confianza sobre su valor y sus logros.

Ejemplos de habilidades de asertividad
Aquí tienes una lista de habilidades de asertividad que puedes utilizar en tu currículum:

  • Comunicación verbal y escrita
  • Iniciativa propia
  • Habilidades de delegación
  • Liderazgo
  • Gestión de conflictos
  • Colaboración
  • Escucha activa
  • Resolución de problemas
  • Creación de equipos
nv-author-image

Ismael Abogado

Psicólogo y aprendiz constante de la mente y el alma.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *